Manifiesto de una maruja - Cosas De Maruja
869
post-template-default,single,single-post,postid-869,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Manifiesto de una maruja

Soy una Maruja.
Según la RAE, se llama maruja a las amas de casa en sentido despectivo. Y eso que no hay trabajo más exigente y más maravilloso que ése.
Yo soy maruja, siendo también ama de casa, sin cotilleos, sin límites. Y me encanta.

Una maruja se rodea de cosas bonitas. Llena su vida de risas y los jarrones de flores. Se sienta en su rincón favorito con el libro que compró hace días para leerlo junto a una copa de vino. Y ya verá si hace esa receta nueva del blog que sigue o si se pide una pizza.

Una maruja necesita celebrarlo todo, pero con algo único. NO se limita a lo que tienen otros, quiere lo que tiene en mente. Y no le da miedo pedir ayuda y delegar. Contratar a una events planea, una fotógrafa que plasme en imagen los recuerdos y alquila cosas bonitas para su fiesta porque quiere recopilar momentos bonitos, no compras de un uso en un trastero.

Una maruja echa de menos a sus amigas y las emplaza hoy mismo a una cenita en casa, porque habrán días para comprar lo que no necesita pero no puede pasar sin las carcajadas de la locura de ese momento. Y como le gusta sorprender, prepara una mesa con sus colores favoritos, un jarrón con flores y ese vino chispeante. Porque ese recuerdo la hará sonreír. Y punto.

Una maruja se mira en todos los escaparates, en todos los espejos. Y no en un acto de vanidad, no. Lo hace porque quiere. Se pinta los labios y siente que se comería el mundo a bocados, sin tener que dar más explicaciones.

Una maruja es como ésta Maruja, la que escribe, la que te da la bienvenida a este nuevo blog. La que destroza y empieza de nuevo, la que reinventa, porque no abandona el sueño de crear bodas con sabor a salitre, cumpleaños al aroma de montaña, eventos con textura de lino y cenas como escenario de recuerdos. Ser fábrica de ideas para brindarte todo lo que necesites para todo lo que te propongas.

Alquilar sueños.
Soy Maruja, y reivindico el sentido pleno de este nombre.
Bienvenidos.
Firma
No Comments

Post A Comment